martes, 30 de octubre de 2012

Increible pero cierto: esculpe una vagina en la lápida de su mujer


A ver, a ver.. que nadie piensa que su marido era un enfermo.. porque era voluntad de su mujer.

Milena, que falleció hace tres años, le dejó encargado a Milan Marinkovic, un serbio de 75 años, que esculpieran en su lápida una reproducción de su vagina.

Milan , no reparó en gastos (casi 3.000 euros) para llevarlo a cabo y utilizó un ‘book’ de fotografías que habia realizado su mujer para facilitarle así el trabajo a los escultores.

Su marido reconoce que encontrar un escultor que aceptara el encargo no fue fácil, ya que la mayoría de ellos calificaban la idea como blasfema.

Esta última voluntad tenía un por qué. Milena decía que así estaría más segura de que su marido nunca miraría a otra mujer.

Ahi lo dejo.. ¡Ay señor... llévame pronto!


2 comentarios:

  1. bueno es un buen recuerdo de algo que le dio buenos recuerdos

    ResponderEliminar